Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Partida en Linea..
Mar Mar 08, 2011 7:38 pm por fillospike

» Los habitantes de Guayaquil y la Magia
Miér Nov 17, 2010 8:13 pm por virgiman

» Más fotos viejas y no tan viejas
Vie Mar 05, 2010 10:51 am por MeDiCo_BrUjO

» Afiliación
Dom Feb 21, 2010 8:34 pm por Comunidad Rol

» Iskariot
Jue Feb 11, 2010 3:02 pm por Le-Màgnat

» formando grupo de rol en Quito
Jue Feb 11, 2010 3:00 pm por Le-Màgnat

» a proposito del letrero y el sombrero
Mar Feb 09, 2010 3:20 pm por baronsamedi

» JUEGOS DE ROL EN VIVO (o disfrazarse en dias que no son Halloween)
Vie Ene 08, 2010 2:34 pm por Iskariot

» Reportaje
Miér Sep 09, 2009 3:15 pm por Marshall McLuhan

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros

Crónicas II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crónicas II

Mensaje  Estacado el Sáb Mayo 17, 2008 5:09 pm

Aqui posteare partes del cuento/ novela que estoy escribiendo de todo lo que se jugo en la aventura de Kars el sucio.

Algunas historias solo estan escritas y no fueron jugadas, es solo para darle mas trasfondo a la novela/ cuento

jejejeje
avatar
Estacado
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 320
Edad : 36
Fecha de inscripción : 05/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas II

Mensaje  Estacado el Sáb Mayo 17, 2008 5:10 pm

Lo que sucedio mientras Araym y Sol´kanar se fueron con el Padre Dolan para infiltrarse a la fortaleza del Barón Imistral.

Intentando relajarse y recuperar su aliento para hacer un hechizo de curación, Khastia comenzó a recordar la pelea en la casa de Aminiel. Aunque la clériga había combatido contra hombres malvados y criaturas no humanas, ella jamás se había enfrentado a personas desesperadas. Cuando la turba derribo las puertas del templo del Padre Dolan, Talyn blandió sus espadas sin recelo (remordimiento), mientras Garland y Talahad se defendían de los pueblerinos tratando de no lastimarlos. Fue cuando uno de los guardias la reconoció que todo empeoro, el uniformado grito el nombre de Devian, una victima de Kars, la distracción del grito fue acompañada por un disparo de su ballesta, el proyectil hirió a la pelirroja en su pierna. En ese instante varios campesinos la acorralaron y empezaron a golpearla frenéticamente, sin espacio para usar su espada y protegerse, Khastia fue presa fácil de sus atacantes. En la confusión una mano pálida protegida por un guante de cuero negro, con dedos largos y puntiagudos la agarro fuertemente. Haciendo uso de su fuerza Edel jalo a la clériga lejos, el inesperado movimiento del bardo dio la apertura a un guardia para dispararle, hiriendo al oscuro juglar en la espalda, ignorando el dolor Edel guió a Khastia hasta la cocina del templo. El desayuno de Inos se estaba enfriando y un vaso de cerámica yacía quebrado en el suelo indicando la inmediatez con la que el joven huyo.

“No hay tiempo” exclamo Edel cuando vio que la clériga preparaba un hechizo de curación, cojeando ella se acerco a la puerta trasera de la cocina, con una daga en mano Khastia abrió la salida. La intensidad del sol naciente cegaba su vista, dando cortos pasos los dos salieron, pero más personas los esperaban afuera. En la calle un hombre se abalanzo sobre la pelirroja, pero ella corto el rostro de su atacante antes que se acerque lo suficiente, el campesino cayo al suelo gritando. Su alarido de dolor llamo la atención de las demás personas, quienes corrieron coléricamente hacia el dúo. Edel se preparaba a desenvainar su estoque cuando apareció Inos en una carreta, sin perder el tiempo los dos aventureros se subieron rápidamente, Khastia se agacho junto con el bardo para evitar golpes y piedras. Salieron de la ciudad por el mismo camino por donde dos días atrás fue la procesión del fallecido Roni, en ese momento el joven dejo de forzar a los caballos, lejos de Kalamur la clériga de Dhaniar podía respirar nuevamente.

“Creo que los perdimos Edel… ¿Edel?”… ¡Edel!”, el aire a su alrededor pareció desaparecer cuando Khastia vio a su compañero tendido en la carreta sin moverse. Una gran mancha de sangre corría desde su abrigo regándose por la madera.
avatar
Estacado
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 320
Edad : 36
Fecha de inscripción : 05/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.